FAZ

Lentos, del vapor de tus pómulos,
imploran beber mis ojos;
no ingieren lo suficiente
para saciarse del todo.

Dame tu pelo vibrante,
dame de tu boca un poco;
llena mis alas de ti
en este remoto otoño;
borra mi piel con suspiros,
con suspiros casi sordos.

Que no nos mire el sol,
que no pueda vernos solos:
donde ni el más fino oído
note que beso tu rostro;
ese rostro dibujado
con pinceles y sollozos.

Infinita pasión mía
esparcida como polvo.
Imploran beber mis ojos,
lentos, del vapor de tus pómulos.





©Isabel Lojo.






Comentarios

Publicar un comentario